Sleep Lane en Musicopolix Alcorcón


Como es habitual, por nuestra tienda, pasan cada día multitud de músicos que con ilusión vienen a comprar su instrumento musical, o aquel accesorio que haga del mismo un mejor sonido y calidad. A veces son músicos desconocidos, discretos, y otras veces nos cuentan su historia y su proyecto musical.

En esta ocasión, os presentamos a Sleep Lane, un grupo madrileño que mezcla multitud de estilos y tendencias, pero con un punto en común: la electrónica.

sleep-lane-musicopolix-1

Sleep Lane en Musicopolix Alcorcón, de izquierda a derecha, César (cantante y guitarrista) y Alberto (batería)

¿Cómo empezasteis en la música?

Cesar (guitarrista y cantante): Considero que mi verdadero inicio se da cuando empiezo a ser un oyente dedicado y entusiasta; relativamente pronto, en la infancia.

Como intérprete, en fin… los duros y pintorescos comienzos… Empecé canturreando por encima de los discos mientras éstos sonaban, al tiempo que simulaba tocar una guitarra que llevaba colgada. Monté algún grupo en el Instituto: elaborábamos cuidadosamente el logo, decidíamos la formación (qué instrumento tocaría tal o cual colega), el set list y el orden y título de los temas en el disco; pero en realidad nunca tuvimos instrumentos de cualquier clase, ni dinero para comprarlos.

También puse letra a una canción instrumental, letra que luego grabamos en plan muy cutre entre tres amigos del barrio, cantándola por encima de la canción mientras ésta sonaba, repartiéndonos las estrofas turnándonos entre nosotros.

Años más tarde me compré mi primera guitarra y amplificador, y empecé poco a poco a tomar contacto con la realidad de la música “desde dentro”.

¿Cuáles son vuestras influencias?

C: Cito géneros musicales, porque de lo contrario la lista sería un ladrillazo, debido a su extensión:

Electrónica en general: Synth-Pop, Techno, Industrial, etc. Rock de todas las clases, Pop (del que considero elegante y con clase), Alternativa, toda clase de metal y metal extremo, Punk y Post-punk, Hardcore y Post-Hardcore, “Grunge” (lo pongo así para entendernos rápidamente), algo de clásica y jazz (aunque más bien poco), reggae, funk, soul, rap, celta…

¿Cuándo y cómo se creó Sleep Lane como grupo? (cómo os conocísteis y cuándo decidísteis montar el grupo)

C: Es a finales del verano de 2011 cuando, tras terminar la última canción que hice conjuntamente con Moira Muñoz, me planteo cambiar el nombre que llevaba dicho dúo, y es entonces cuando surge SLEEP LANE por vez primera, a modo de nuevo epígrafe y con un futuro aún por determinar. Moira estaba ya dedicada a otras actividades que la absorbían notablemente, y es por ello que decidí continuar por mi cuenta haciendo más canciones en la línea y aunándolas bajo el nuevo nombre. Más tarde, a comienzos de la primavera del 2012 conozco a Alberto, por mediación de un amigo común y alumno mío de guitarra. A partir de ese momento Alberto y yo empezamos a trabajar con bocetos, uno de los cuales sirvió para lo que después sería el tema SHY & DRY. Decidimos entonces seguir con el mismo nombre y, luego de concluir la estructura e instrumentación general de la canción antes nombrada, realizar el videoclip de la misma.

¿Por qué elegiste la guitarra como instrumento a tocar?

C: ¿La elegí yo o ella me eligió a mí? Es el instrumento que simulaba tocar – de forma totalmente espontánea y sin pensarloantes – mientras escuchaba música y me encontraba en esa especie de trance. Después, supe que tenía enormes posibilidades y era esencial en toda clase de rock, pop, metal, punk, HxC… además de resultar muy versátil e intuitivo para componer.

¿Cuál fue tu primera guitarra?

C: Una Vester guarrilla, pero con cuerpo y sustain, y no tenía mala madera; poseía, además,  el atractivo de que la compré de 2ª mano con la  pastilla  humbucker (de agudos) distinta de la que venía de serie, siendo aquella una muy potente  de marca SCHALLER. Por lo demás, gama baja.

Tendrás un importante arsenal de instrumentos musicales, ¿qué equipo tienes?

C: Funciono básicamente con equipo que tengo repartido por aquí y por allá: mi guitarra ESP KH II, una IBANEZ RG 570, que empleo para otros menesteres, y alguna otra de batalla.

El set de amplificación está formado por dos previos en rack, uno a válvulas y otro a transistores, etapa a válvulas, multi-efectos en rack y pedalera MIDI para controlar aquello que es digital y MIDI. Todo sale por una pantalla de 4 x 12.

Luego tengo algún que otro pedalillo extra.

Para voces, me gusta el micro dinámico AKG D 5 y, como equipo de amplificación en voces, uso etapa QSC, mesa de 16 canales Mackie, pantallas de 400 W a 8 ohmios Wharfedale, multi-efectos Lexicon, y compresor Drawmer.

Luego tengo un silbato y un mata-suegras, que sampleo y siempre que puedo los meto por aquí y por allá.

 sleep-lane-musicopolix-2

¿Qué prefieres: componer o interpretar?

C: Ambas acciones son parte esencial del proceso musical, tal y como yo lo entiendo. Me podría considerar un compositor-intérprete, o viceversa, pero ante todo soy más oyente-melómano que otra cosa. 

¿Cómo ves la electrónica en España?

C: ¿Supongo que te referirás al género musical?, jajaja.

Observo que hay gente haciendo cosas interesantes diseminados por aquí y por allá; y a muchísima afluencia de público acudiendo en masa a los espectáculos de grupos o solistas que hacen electrónica de petardeo (el lado mas mainstream), los cuales (salvo excepciones, como La Roux o The Chemical Brothers, entre otros) suenan fastidiosamente homogéneos: a plástico, a chicle y a producto prefabricado.

¿Crees que es un hándicap cantar en inglés?

C: Depende de qué mercado puedas abarcar, o a cuál aspires a llegar. Si cantas en inglés, probablemente será un hándicap funcionar exclusivamente en España, o en países de habla hispana (Iberoamérica, Filipinas, etc.).

Pero no lo será si tu intención es, además de darte a conocer en las áreas antes nombradas, tocar también en Europa central, o del Norte, o en U.K. o en EE.UU., Australia o Canadá, o cualquier otro país extranjero en general no hispano-hablante. No estoy hablando de grandes giras, se puede hacer también como músico independiente.

También ello va en función del estilo musical que practiques. ¿Alguien le vería sentido a cantar copla en inglés? Creo que en ese género musical el mercado potencial se circunscribe obviamente a lugares de habla hispana, o como mucho puede extenderse a los demás países cuyo idioma es una lengua romance. Pero en el caso del rock, pop, electro, etc. hace tiempo que estos estilos están universalizados, y se aceptan muy bien propuestas cantadas en todos los idiomas. La cuestión es que, al difundirlas fuera, dependerá de la lengua del país en sí el que calen mejor o peor.

La pregunta es la de siempre: ¿Por qué demonios van a tener en Londres interés por oír a un grupo español cantando en inglés, si ellos tienen ya a una pléyade de grupos incuestionablemente relevantes, siendo además ellos (o los grupos de los que maman directamente) los que han inventado el estilo que tú practicas y que proviene precisamente de allí? Todo un reto, desde luego.

Habéis grabado y auto-producido todos vuestros temas en vuestro Home Studio, ¿cómo ha sido la experiencia? ¿Con qué ventajas e inconvenientes os habéis encontrado a la hora de trabajar en el Home Studio?  

C: Los inconvenientes no lo son tanto por poseer un Home Studio, sino por las características que tenga dicha alternativa en concreto. En nuestro caso, son modestas. Pero hay gente que tiene estudios de producción caseros, emplazados en un entorno al cual han realizado incluso un análisis de frecuencias y han modificado el espacio para que la acústica mejore y sea muy fiable.

Las ventajas dimanantes del hecho de contar con un Home estudio es que podemos permitirnos estar horas y horas dando forma a una canción, tanto a la grabación de los instrumentos integrados en la misma: guitarras, sintetizadores, voces, coros, etc., como a la mezcla y posterior masterización. Ello sin que el contador de tiempo implique abonar un montante que hoy por hoy no estaría a nuestro alcance, lo cual es lo habitual en los estudios de grabación profesionales.

A ciencia cierta, las canciones elaboradas hasta ahora han sido concebidas como demos con cierta aproximación profesional – dado el trabajo y medios invertidos en el proceso de creación de las citadas canciones -, y nuestra intención era que, aún siendo ese el enfoque, albergaran una calidad lo bastante digna y competitiva como para ser difundidas al público al igual que cualquier otra canción disponible hoy en día en circuitos profesionales.

Así todo, pienso que la figura del estudio profesional, esté donde esté emplazado, no se puede sustituir ni acaso sea algo recomendable; aunque obviamente la decisión de arribar a uno para hacer un tema(o completarlo), así como para grabar y/o mezclar un álbum desde cero, hay que considerarla en el momento apropiado, por todos los factores que implica: planificación, horarios, ensayos previos, dotación económica, equipo del que dispone el propio estudio, ingeniero o productor y disponibilidad del mismo, etc.

¿Cuál es la canción más especial que has compuesto?

C: No puedes instar a un padre a que elija entre uno de sus hijos.

¿Conocías Musicopolix?

C: Sí, he comprado alguna cosa ahí.

Momento promo: Indícanos tu web, perfiles en redes sociales y dónde podemos encontrar vuestras canciones:

Web oficial: www.sleeplane.net

Souncloud: https://soundcloud.com/sleep-lane

Facebook: https://www.facebook.com/sleeplane 

Twitter: https://www.twitter.com/sleeplane

YouTube: https://www.youtube.com/user/sleeplanevideos

 

+ There are no comments

Add yours

Formulario *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.